La familia Pérez fue desplazada debido al conflicto armado en Colombia.

Follow my blog with Bloglovin

El diccionario Marriam-Webster define la palabra “héroe” como alguien digno de admiración por sus actos grandes o valerosos o fina cualidades.

Yo admiro a la familia Pérez por su ética de trabajo, su humildad, su resolución y la manera en cómo son capaces de mantenerse positivos a través de tiempos tan difíciles. En mi opinión ellos son héroes colombianos.

PODER PAISA

Siendo un inmigrante de California del Sur, mi papa me educó con la mentalidad de “No preguntes que puede hacer tu país por ti, mejor pregúntate qué puedes hacer por tú país”. Siempre he llevado esa creencia en el corazón y ahora que vivo cómodamente en mi país natal, es momento de retribuir y ayudar a cambiar la vida de otras personas.

Hace 2 años, decidí ayudar a un hombre mayor que vende bananos en el centro de la ciudad. Gracias a la generosidad de los lectores de Medellín Buzz pude recaudar más de 2’000.000$ de pesos en donaciones.

Pueden leer esa historia aquí (solo está en inglés): http://medellinbuzz.com/justo-manuel-true-colombian-hero/

Y cómo cambió su vida después de eso (solo está en inglés): http://medellinbuzz.com/justo-manuel-true-colombian-hero-update/

En ese momento me sentí bastante abrumado al ver la cantidad de personas que estaban dispuestas a donar, no solo mis amigos y conocidos; personas con las que jamás había hablado o conocido estaban donando también.

La gente siente atracción a causas justas y que valen la pena. En ese momento Justo Manuel era una de esas causas.

Cuándo le conté esta historia a mi padre y cómo todo había resultado, también le expresé que quería seguir ayudando más personas, pero no gente al azar. Mi padre sabiamente me recomendó esperar, me recordó que todo sucede por una razón; y en la misma manera cómo Justo Manuel me encontró, otras causas que valiesen la pena me encontrarían.

Collecting recyclable material in El Poblado

Hablando con la familia Perez

Conocí a los Pérez hace 2 meses una noche cuándo estaban reciclando material en la esquina de mi hogar (Carrera 43F N. 12-16), eran las 8:00 de la noche. Les observé por algunos días y me di cuenta rápidamente de los horarios en los que trabajan esa esquina: llegan todos los martes siempre a las 4:00 pm y trabajan de corrido hasta las 11:00 pm; retornan los viernes también a las 4:00 de la tarde y se van derecho hasta la medianoche, incluso hasta la 1:00 am en muchas ocasionas, no importa si está seco el clima o se estén derramando torrentes de agua.

En Medellín yo tengo una vida genial. Vivo en el Barrio Manila, ubicado en El Poblado la cuál es una de las zonas más afluentes de Medellín. Mi oficina se encuentra solo a 2 cuadras de mi apartamento, empleo gente fantástica que se han convertido también en mis amigos, e incluso mi hermano trabaja conmigo.

Por lo tanto, cuándo vi a los Pérez trabajar tan duro hasta altas horas de la noche, simplemente no podía seguir siendo un espectador.

Me acerqué a Walter (el padre) una noche. Le pregunté cómo estaba y cómo les estaba yendo en su trabajo. Él cándidamente respondió que estaban bien y que al menos ese día no estaba lloviendo (la noche anterior llovió duro y largo); estaba lleno de optimismo de que esa noche sería una buena noche.

Entonces le pregunté por su esposa y su familia, él procedió a contarme toda su historia.

UNA FAMILIA DESPLAZADA POR LA GUERRA EN COLOMBIA

Los Pérez son una familia afro-colombiana: Walter y Martha (los padres), Joan Sebastián y Jason David de 15 y 13 años respectivamente.

Su historia comienza en el departamento de Cauca; en 2006, en un pequeño pueblo conocido cómo López de Micay.

Walter es, como dicen los colombianos, un “todero” y carpintero. Proveía su familia trabajando en granjas y fincas. Sirvió en el ejercito de joven y ama a Colombia.
Por eso, cuándo grupos armados insurgentes de la localidad se le acercaron, él se negó a ser reclutado.

Walter me explicó que “A ellos no les gustó que no quise unirme, entonces me dijeron que tenía que vender drogas para ellos en el pueblo. Me amenazaron de muerte. Me di cuenta en ese momento que nos tocaba volarnos para Medellín.”
(photo goes here and it should say: Hablando con Walter. No podemos mostrar su cara por su propia seguridad.)

Talking to Walter

Hablando con Walter. No se puede mostrar la cara de Walter por su seguridad.

Andrew: Están desplazados desde 2006?

Walter: Sí, estamos desplazados desde 2006. Se supone que el gobierno ayude a desplazados como nosotros, se supone que tenemos un subsidio de 950.000$ mensuales (alrededor de $320 dólares) pero desde el 2012 no hemos recibido nada.

Andrew: Entonces qué han hecho para poder ganar dinero?

Walter: Yo soy carpintero, entonces nos fuimos pasando de pueblo en pueblo, y yo conseguía trabajos en fincas, pero a todas partes que llegábamos nos pasaba que no éramos bien recibidos o la milicia nos amenazaba.

Andrew: Y cómo terminaron en Medellín?

Walter: Yo vine a Medellín en 2006 buscando trabajo, pero nada resultó y tuve que devolverme a Cauca por mi familia. Pero yo me enamoré de la ciudad, entonces como hace 3 meses cuándo la milicia volvió a amenazarnos en el pueblo que estábamos viviendo, decidimos venirnos a Medellín.

Andrew: Y tienes familia en Cauca?

Walter: Sí, pero yo ya no puedo volver, porque temo por mi vida. Ahora Medellín es mi hogar y aquí es dónde vamos a trabajar. Mi esposa Martha y los niños sí pueden volver a visitar la familia, pero yo ya no puedo volver.

Andrew: Dónde están ustedes viviendo?

Walter: Estamos rentando una habitación pequeña en un motel en Niquitao.

* Para los que no sepan, Niquitao es una zona en el centro de Medellín la cuál es considerada una plaza active de crimen y drogas.

niquitao medellin

Niquitao, Medellin

Andrew: Y cuánto pagan allá?

Walter: Nos cuesta 18.000$ ($6.00 dólares) al día. Y estamos atrasados 180.000$ ($60.00 dólares).

Andrew: Cuéntame de tus hijos

Walter: Joan Sebastian es el mayor, tiene 15. Y Jason David tiene 13.

Andrew: Y están estudiando?

Walter: No, no están estudiando, Joan Sebastian (15) llegó hasta cuarto de primaria y Jason David (13) llegó solo hasta segundo de primaria. Para nosotros ha sido muy díficil por que nos hemos tenido que mover mucho, entonces nunca hay plata para pagarles la escuela o comprarles los materiales escolares.

Familia desplazada por la guerra en Colombia

Joan Sebastian – “Me gusta jugar fútbol y basketball.”

YO ENTREVISTO A JOAN SEBASTIAN

Andrew: Entonces dime, cómo te pasas el día?

Joan Sebastian: Bueno pues nosotros nos levantamos muy temprano, a eso de las 6 y nos vamos a trabajar. Trabajamos todo el día hasta la noche. A Jason y a mí nos toca recoger todo lo que sea reciclable cómo cajas de cartón, y botellas plásticas, papel y cosas así que tiran de las casas y las oficinas y traerlas aquí a nuestro espacio. Mi mamá entonces separa todo. Y mi papa coge todo lo que es muy pesado y arrastra el carro; él también nos enseña cómo separar los materiales, él sabe mucho.

Andrew: Y tienes algún hobbie?

Joan Sebastian: Me gusta jugar fútbol y basketball.

Andrew: Entonces juegas seguido?

Joan Sebastian: No, no tengo zapatos o siquiera una pelota.

Andrew: Y cuál es tu materia favorita del colegio?

Joan Sebastian: Español.

Andrew: Y si pudieras cualquier cosa en navidad, qué te gustaría?
Joan Sebastian: Unos zapatos Nike de baloncesto.

Familia desplazada por la guerra en colombia

Hablando con Jason David y Martha.

YO ENTREVISTO A JASON DAVID

Andrew: Jason, y porqué tienes puesto ese sombrero?

Jason: Me lo encontré un día, y como mi papá también se pone sombrero, entonces me gusta.

Andrew: Tienes algún hobbie?

Jason: A mí me gusta escuchar a Romeo Santos (bachata) y jugar fútbol.

Andrew: Igual que tu hermano mayor?

Jason: Sí.

Andrew: Y qué haces en la casa cuándo no están trabajando?

Jason: Tenemos un televisor que tiene unos canales, a mí me gusta ver caricaturas. También me gusta cocinar.

YO ENTREVISTO A MARTHA

Andrew: Martha, qué es lo que ustedes necesitan más en este momento?

Martha: Necesitamos un lugar estable para vivir. Porque vivir en una habitación tan chiquita en un barrio tan peligroso es muy maluco.

Andrew: Entonces qué harían si pueden salir de allá?

Martha: Si tuviéramos un hogar estable y suficiente dinero, mandaríamos los niños a la escuela.

Andrew: Qué más le está haciendo falta?

Martha: Con la bendición de Dios hemos podido conseguir suficiente para comer en estos 3 meses, pero ropa y zapatos sí han sido muy difíciles de conseguir. Yo amo mucho mi familia y yo sabía que algún día un ángel vendría a ayudarnos.

LO QUE HEMOS HECHO PARA AYUDARLES

Para mí los Pérez no son solo un proyecto de caridad, son mis amigos y les tengo mucho cariño. Mi mejor amigo Joel Duncan y mi hermano Franciso Macia ya han dado una mano y lo seguirán haciendo.

En Noviembre 8 de 2016, grabamos el video que vieron arriba – Lo pueden ver en YouTube.

En Noviembre 11 de 2016, Joel compró en HOMECENTER varias herramientas para que puedan trabajar con más facilidad.

En Noviembre 15 de 2016, Nos reunimos con la familia, Walter me contó a cerca de una casa con un patio amplio que podrían usar para almacenar todos sus materiales de reciclaje.

Camara de Comercia Medellin

En la Camara de Comercia, Medellin

En Noviembre 18 de 2016, Joel y yo llevamos a Walter y Martha a la Cámara de Comercio de Medellín. Registramos su negocio propio bajo el nombre de ‘WM Reciclo’.

En Noviembre 21 de 2016, nos encontramos de nuevo en la Cámara de Comercio para recoger los papeles oficiales. Ya oficialmente tienen un negocio propio!

Picking up the business paperwork.

Recogiendo la papelería oficial!

En Noviembre 22 de 2016, Me encontré con Walter y le di 190.000$ pesos para que se pusiera al día con la renta en el motel.

Noviembre 25, 2016 – Joel se encontró con la familia en Bancolombia y abrieron una cuenta de ahorros. Nunca habían tenido cuenta bancaria.

Noviembre 28, 2016 – Con la ayuda de sus donaciones pudimos consignar $1,700,000 a la cuenta de la familia para poder mostrarle a la inmobiliaria que tienen la plata para los primeros 2 meses. Consiguieron su propia casa!

Diciembre 1, 2016 – Con la ayuda de sus donaciones fue posible consignarles $1,500,000. Con es han podido comprar cosas para su negocio nuevo.

Diciembre 7, 2016 – Gracias a sus donaciones pudimos comprar dos basculas para el negocio de reciclaje. Una es de $500,000 y es para que se quede en la casa para pesa el material que trae la gente de afuera. La otra pesa es de $300,000, es portátil, la lleva Walter cuando sale para poder comprarle material a la gente en la calle.

Diciembre 10, 2016 – Tengo una base de una cama doble que le voy a regalar a la familia hoy.

Walter: Lo único que yo no quiero hacer es pedir dinero.

Andrew: No dudes en pedirme ayuda. Tú eres mi amigo, y los amigos se ayudan los unos a los otros. No importa lo que pase o salga del video y la publicación en internet, yo voy a estar aquí y los voy a ayudar a salir adelante. De ahora en adelante solo van a suceder cosas buenas, te lo prometo.

Walter: Que mi Dios me lo bendiga mucho!

Andrew: Dios ya me bendijo, te conocí a ti y a tu familia, eso es una bendición.

CÓMO VA A FUNCIONAR ‘WM RECICLO’

Walter es un hombre inteligente y sabe bien cómo funciona el negocio del reciclaje

Este es su plan:

Ahorrar lo suficiente para poder rentar un espacio en el centro, cerca de los otros centros de reciclaje, para almacenar todo los materiales de reciclaje.
Él le compraría material de reciclaje a recogedores, así como lo hace su familia en este momento.

Así podría reunir grandes cantidades de material, comprimirlo, y vendérselo directamente a los centros de reciclaje por un precio más alto.

Le pedí a Walter que me diera toda la información de cuánto cuesta todos los materiales de reciclaje. Al día siguiente llegó con esto:

Recycling Material Cost in Medellin

CÓMO PUEDES AYUDAR

Yo quiero que esta navidad sea la mejor que los Pérez hayan tenido jamás!

Me vendría muy bien la ayuda de todos.

Por supuesto lo que más necesitan los niños es ropa y zapatos, aparte de que es primordial poder sacarlos del barrio tan peligroso en el que se encuentran viviendo actualmente. Para lograr esto necesitamos recaudar lo suficiente para que puedan pagar 3 meses de renta en un apartamento.

Como le dije a Walter, no importa lo que salga de esta campaña, ahí estaré para ayudarles.

Hagamos de este Diciembre uno increíble para los Pérez. Ellos no están pidiendo ayuda, no están mendigando dinero; salen todos los días a romperse la espalda. Démosle una sorpresa y mejoremos su calidad de vida!

Gracias por leer esta publicación.


Meta = $6,000,000 COL
Current donations = $4,200,000

Si deseas hacer una donación para los Pérez, lo puedes hacer a través de esta cuenta PayPal haciendo click en el botón.




Para donar ropa, en efectivo o para mayor informacion por favor de contactar a Andrew Macia – andrewmacia@gmail.com

Summary
Review Date
Reviewed Item
La familia Pérez - Desplazados por la Guerra en Colombia
Author Rating
51star1star1star1star1star

Comments

comments